viernes, 5 de mayo de 2017

20 de marzo de 2017

Empezó la primavera
y a la ciudad parece no importarle.
Llueve,
la gente camina como si aún fuera ayer.

Quizás sea yo que me esperaba otra cosa,
             semáforos en verde,
             una terraza donde encontrarte tomando café.
O quizás sea que marzo aún es muy pronto
para exigir que nos despierten las olas del mar,                        
                            en alguna playa cerca de Llanes.

Comienza a desaparecer el vaho de los cristales,
deberíamos aprovechar para escribir nuestros nombres
antes de que abril se los lleve por completo.

Dicen que la primavera es un estado de ánimo,
como un gran trampolín.
No pierde el que desciende m´as lento
sino el que no se atreve a ver la ciudad,
                                           desde las alturas.  

Recuerda, hoy empieza la primavera
y aunque lleva,
estamos más cerca de ver amanecer de nuevo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario